Receta fácil de arroz con leche en Thermomix

El arroz con leche es un postre económico y muy rico. No es complejo, pero tiene cierta dificultad, la cual desaparece gracias a la Thermomix y a la receta que os voy a dar a continuación.

¿Qué ingredientes vamos a necesitar?

Para este postre no necesitamos muchos ingredientes y además, todos los vais a encontrar en la tienda de al lado de casa, sin necesidad de desplazaros a ninguna gran superficie.

Así, nos hacen falta un litro de leche entera, arroz (dos cubiletes de la Thermomix), un cubilete de azúcar, canela en rama, canela molida y la mondadura de un limón. Cuando mondéis el limón hacedlo de manera que sólo salga la cáscara, es decir, que dejéis la parte blanca en el limón, pues esa parte amarga.

Hay otros dos ingredientes que son opcionales, como son una pizca de sal  y un chorro de anís, aunque no son necesarios.

¿Cómo se prepara el arroz con leche?

Lo primero de todo es calentar la leche. De este modo, la añadimos junto a la corteza del limón y uno o dos palitos de canela. Si le vamos a poner un poco de sal, este es el momento de incorporarla.

Se trata de calentar la mezcla sin que llegue a hervir, o que apenas lo haga. Por eso, la ponemos ocho minutos a cien grados y a velocidad uno.

Pasado ese tiempo llega la hora de  hervir el arroz dentro de la mezcla que hemos calentado antes. Lo ponemos dentro y lo ponemos durante media hora a cien grados y velocidad uno. Así hierve poco a poco y queda más rico, pues absorbe mejor todos los sabores.

Cuando pasa la media hora y el arroz está en su punto, hay que poner el azúcar y un poco de anís, si queremos. Ahora cocinamos durante cinco minutos más a cien grados y velocidad uno.

¿Cómo lo presentamos?

Como ves, en cuarenta minutos, más o menos, tenemos ya el arroz con leche listo para emplatar.

Lo dejaremos enfriar para no quemarnos y lo pondremos en cuencos pequeños, mejor si son anchos, ya que así metemos mejor la cuchara y nos lo comemos más a gusto.

Como decoración, podemos poner un poco de canela molida por encima, la cual le da mejor aspecto y además complementa el sabor. Eso sí, no te pases con la canela, porque si pones mucha será muy desagradable en la boca debido a su textura.

Para finalizar, puedes usar una variante para que el arroz sepa distinto, que consiste en poner vainilla, en cualquiera de sus presentaciones, en lugar de canela en rama. Prueba las dos maneras de hacer este postre y quédate con la que más te guste o alterna ambas.