Receta de entraña al horno

La entraña es uno de los cortes de carne más económicos que podemos encontrar en las tiendas y además está muy rico, por lo que podemos hacerlo aunque nuestra economía no vaya muy bien.

Este corte de carne suele ser de vaca y se sitúa pegado al costillar. Tiene una envoltura de grasa, por lo que queda delicioso si lo hacemos como vamos a ver a continuación, en una receta que podemos usar cuando no tengamos ganas de salir fuera o haga mal tiempo.

¿Qué ingredientes necesitamos para esta receta?

Lo primero que necesitamos es la entraña, de una a dos por persona, dependiendo de la carne que solamos comer y del tamaño de la entraña, aunque creo que con dos por persona los comensales quedarán bien satisfechos.

Lo siguiente es un poco de sal y ya no necesitamos más, aunque para que la receta quede más rica, te recomiendo que añadas unos limones y algunas verduras, como las zanahorias, las berenjenas, el calabacín o las papas, todo ello al gusto.

¿Cómo se hace la entraña al horno?

Lo primero es ir a por una bandeja de horno de tamaño adecuado y “pintarla de aceite”. Para pintarla sólo hay que poner un poco de aceite y extenderlo con las manos bien limpias por toda la base de la bandeja.

A continuación ponemos las verduras. Yo os recomiendo que pongáis una buena “cama” de verduras, en especial papas o patatas cortadas a rodajas bien gruesas. La cama la completamos con zanahorias enteras, y unas rodajas gruesas de calabacín y berenjena.

Por la parte de encima podemos poner unas rodajas de limón, para darle un toque ácido a la receta que le vendrá muy bien.

Con la “cama” hecha ponemos el horno a temperatura media y con el fuego por la parte de arriba unos 15 minutos. Pasados esos quince minutos sacamos las verduras y vemos si están hechas No importa que estén aún un poco duras, pues las vamos a meter de nuevo con las entrañas.

El siguiente paso es poner las entrañas encima de las verduras y poner sal al gusto, además de un poco de pimienta. Ponemos el horno diez minutos más igual que en el paso anterior y sacamos la bandeja, para darle la vuelta a las entrañas y ponerlas otros diez minutos.

Pasados estos diez minutos es hora de sacar todo el contenido de la bandeja del horno y servir. Si vemos que las entrañas están un poco crudas o nos gustan muy hechas, las podemos poner otros cinco minutos más.

Además de con las verduras que hemos visto, podemos servir el plato con un poco de puré de patata o con una ensalada de lechuga abundante, regada con aceite de oliva y vinagre, que ayudará a digerir la grasa de las entrañas.