Receta de empanadas de carne

¿Hay una receta más típica de Argentina que la empanada de carne? Creo que no, así que hoy te voy a enseñar a hacer unas buenas empanadas para que puedas recordar los sabores de siempre.

Ingredientes para las empanadas

Los ingredientes para las empanadas los podemos separar entre los ingredientes para la masa y para el relleno. En mi caso, me voy a centrar en el relleno, ya que la masa no hace falta prepararla, puesto que en el mercado tenemos obleas para empanadas de varias calidades, que son perfectas para ahorrarnos tiempo y centrarnos en lo que importa, que es el relleno.

En el caso que quieras aventurarte realizando la masa de forma casera te recomiendo que valores la compara de una maquina para hacer pasta o pastalinda como se la conoce en Argentina 😉

Para la receta nos sirve con unas 18 tapas para empanadas. Si podéis, comprarlas especiales para freír, pues la auténtica empanada se fríe en lugar de hacerse al horno.

El relleno lo vamos a hacer con un kilo y medio de bola de lomo, tres o cuatro ajos, un par de cebollas, cinco huevos duros, cuatro cinco cebollas tiernas, un bote de aceitunas sin hueso, especias como ají, comino y ajo molido, sal, pimienta y aceite de oliva

Cómo se hacen las empanadas

Como tenemos las obleas, nos centramos en el relleno, que empezamos cortando la carne y picándola no demasiado fina. Antes hay que retirarle la grasa, aunque lo mejor es decirle al carnicero que lo haga por nosotros. Esta carne la reservamos para después.

En una sartén con aceite caliente ponemos las cebollas y los ajos cortadas hasta que se queden transparentes. Los ajos es mejor ponerlos un poco después, cuando la cebolla comience a soltar el agua. (Así no se queman)

Mientras que se terminan de hacer el ajo y la cebolla, en un vaso ponemos pimentón, ají y comino molido. Se añade un poco de agua y se hace un pasta, la cual se pone en la sartén de la cebolla. Las especias se ponen al gusto, pero en Argentina se dice que siempre es mejor que sobren.

Esta pasta la mezclamos y enseguida ponemos la carne que habíamos picado al principio para que se cueza, pero sin llegar a cocerla del todo, pues hay que tener en cuenta que luego vamos a freír las empanadas.

Lo siguiente es dejar enfriar la carne un par de horas, pues la tenemos que manipular. Pasado ese tiempo llega la hora de rellenar las obleas con esa carne, unas aceitunas cortadas en trozos y un poco de huevo duro. El relleno tiene que ser muy generoso, pues de lo contrario la empanada que da seca.

Llegados hasta aquí casi todo el trabajo está hecho. Ahora sólo nos queda freír las empanadas por ambas caras, a poder ser en grasa de animal, como el cerdo, derretida. Se puede hacer con aceite, pero quedan más sabrosas con grasa animal, pues es lo que se ha usado toda la vida.

Si quieres que tengan menos grasas, al sacarlas las puedes dejar sobre papel de cocina, que absorberá el exceso de grasa animal.